Seleccionar página

10 preguntas de coaching para hacer a sus clientes

Ser un coach exitoso significa hacer preguntas de coaching evocadoras a su cliente. ¿Y cómo define evocador? Bueno, hay muchas preguntas que podrían caer en esta categoría, por lo que vale la pena saber cuáles son preguntas de coaching poderosas y cuáles no. Aquí hay diez preguntas de coaching para comenzar con sus clientes.

Mejores prácticas para hacer preguntas de coaching

Antes de comenzar, echemos un vistazo a las mejores prácticas para hacer estas preguntas. Recuerde siempre que debe hacer preguntas que:

  • Genera curiosidad en tus clientes. Esto los mantendrá interesados ​​e interesados ​​en la conversación.
  • Son sugerentes. Necesitas mantener la conversación haciéndoles pensar en sus respuestas.
  • Genera creatividad e innovación. Debe estar abierto a nuevas posibilidades y discutirlas con sus clientes.
  • Solicite más preguntas. La conversación solo puede ser productiva si cubre tantos puntos cruciales como sea posible.
  • Dirigir. Desea guiar a su cliente a través del proceso gradualmente en lugar de revelarle todo a la vez.
  • No son retóricas. Por lo general, suenan bastante críticos y en realidad no te llevan a ninguna parte.

# 1 “¿Qué te estás perdiendo de tu vida en este momento?”

Como entrenador, esto es lo primero que querrá saber sobre ellos porque esto le ayudará a determinar la dirección en la que necesitará que vaya la sesión. Por lo tanto, esta pregunta es la mejor para empezar. Mucha gente no sabe realmente lo que se está perdiendo de sus vidas, por lo que es posible que tenga que resolverlo con ellos discutiendo el asunto. Pero incluso si encuentra que ambos están atascados, no se salte la pregunta. En su lugar, déjelo a un lado para más adelante y utilice otras preguntas para encontrar la información necesaria para volver a él y responderlo.

# 2 “¿Qué es lo correcto / incorrecto en el lugar donde estás ahora?”

La siguiente pregunta que debe hacer es sobre su situación actual en la vida. Esto puede afectar cualquier cosa, desde su estado familiar hasta su carrera; déjeles que piensen en todos estos detalles y le digan lo que les gusta y lo que no les gusta de su situación. Recuerde que es crucial discutir tanto lo bueno como lo malo porque esta es la única forma de obtener una imagen precisa de dónde se encuentran y cómo se sienten al respecto.

# 3 “¿En qué cosas eres bueno / malo?”

Una vez que haya hecho las dos primeras preguntas, puede concentrarse en algo más personal y preguntarle a su cliente en qué cosas cree que es bueno y en lo que es malo. Tal vez sepan cocinar, o tal vez no sean muy buenos nadando; ambos son esenciales para la sesión que estás a punto de tener con ellos. Haga que se sientan orgullosos de sus habilidades o talentos e identifique las cosas en las que quieren mejorar.

# 4 “Si pudieras cambiar una cosa ahora mismo, ¿cuál sería?”

A veces no es necesario intentar hacer preguntas muy difíciles. En su lugar, opte por algo más simple y pregúntele qué le gustaría cambiar en su vida si pudiera cambiarlo instantáneamente. Dígales que no tiene que ser algo particularmente grande o importante, solo algo que quizás les moleste. Si se trata de algo relativamente fácil de cambiar, anímelos a trabajar en ello ellos mismos más adelante.

# 5 “Cuando eras niño, ¿quiénes eran tus modelos a seguir?”

Cada persona está determinada por su entorno hasta cierto punto, por lo que es tan importante hablar con ellos sobre la infancia de su cliente. Pregúnteles cómo eran cuando eran niños y hable sobre quiénes eran sus modelos a seguir y por qué los eligieron. Como dice Willard Head del sitio de reseñas de escritura personalizada Writing Judge, “Incluso cuando somos niños, ya mostramos los rasgos que formarán nuestra personalidad como adultos”.

# 6 “¿Cómo te describirías a ti mismo en tres palabras?”

Otra pregunta relativamente fácil de hacer es sobre la descripción que el cliente hace de sí mismo. Pídales que se describan a sí mismos en solo tres palabras. Esto les ayudará a concentrarse en sus cualidades más destacadas. Alternativamente, pueden decidir llegar a algo específico incluso si estos rasgos que enumeran no son tan prominentes en su personalidad. En otras palabras, es posible que no obtengan una respuesta del todo precisa, pero aún así puede ayudarlo a entrenarlos mejor durante la sesión.

# 7 “¿Cómo sabrá que ha logrado su objetivo?”

Preguntar acerca de las metas de su cliente puede parecer un poco temprano al comienzo de la sesión, pero es exactamente por eso que necesita enfocarse en un aspecto algo diferente del logro de las metas. Analice con su cliente cómo sabrá que ha logrado su objetivo. Esto les ayudará a concentrarse en sus emociones antes de lograr el objetivo y una vez que lo logren, y en cómo diferenciar entre los dos.

# 8 “¿Cuál es el primer paso que puede dar?”

Si logra determinar el objetivo del cliente mientras analiza la pregunta anterior, es posible que desee pasar a un enfoque más práctico. Su primer paso hacia la meta es importante, así que trate de concentrarse en eso. Puede ser algo pequeño como un cambio insignificante en su dieta (si quieren bajar de peso) o un día libre (si quieren curarse mentalmente).

# 9 “¿Qué no quieres que te pregunte?”

Antes de comenzar la sesión, debe discutir algunos detalles al respecto para asegurarse de que está trabajando en los puntos que su cliente desea cubrir. Del mismo modo, también debes averiguar de qué no quieren hablar, ya que esto podría llevar la conversación en la dirección equivocada o hacer que se sientan incómodos.

# 10 “¿Qué espera lograr al final de la sesión?”

Por último, pero no menos importante, pregúnteles sobre sus expectativas sobre la sesión. ¿Quieren entenderse mejor a sí mismos? ¿O esperan tener un plan decenal para su futuro? Si sus expectativas son demasiado altas, adviérteles que no puedes resolver todos sus problemas y que ellos son los únicos responsables de su propio éxito.

Conclusión

En resumen, estas poderosas preguntas para hacer durante una entrevista pueden ayudarlo a comenzar con su cliente antes de comenzar a entrenarlo. Asegúrese de utilizar al menos algunos de ellos antes de continuar con el propósito principal de su discusión.