Seleccionar página

Incluso artistas con una reputación consolidada recurren al coaching y en este caso hablamos de coaching artístico. Sin embargo, muchos artistas coinciden en la dificultad de abrirse camino a la hora de vivir de su talento. Es por eso que esta forma de apoyo ha sido especialmente diseñada para apoyar a estos talentos en formación, en transición o en plena carrera.

Las personas que ejercen profesiones artísticas y luchan por venderse pueden tener así a su disposición los consejos y, sobre todo, las herramientas que necesitan para convertirse en artistas plenamente realizados. Acercamiento a la profesión de coach artístico.

¿En qué consiste el coaching artístico?

El objetivo principal del coaching artístico es revelar talentos. Haciéndose pasar por un aliado o socio para el éxito, un coach artístico intervendrá en todas las áreas del sector del arte para ayudar a los artistas que lo necesiten. Esto, tanto en la mejora de su potencial como en el logro de sus objetivos. El coachee puede necesitar ser dirigido en su carrera como actor.

Puede buscar ayuda para prepararse para un papel, mejorar su interpretación o probar efectos visuales y cómicos, etc. Y en su planteamiento, la presencia del art coach sirve para hacerle tomar conciencia de lo que lo hace especial, sus valores, así como sus puntos fuertes. Para orientarlo y clarificar su objetivo, este profesional debe comprender todas las representaciones mentales que realiza al identificar sus aspiraciones y sus impulsores esenciales.

¿Cómo beneficia el coaching artístico a los coachees?

El rol principal del coach artístico es acompañar a la persona que está siendo entrenada. Puede ser en relación con su desarrollo personal, enseñándoles a escuchar sus necesidades, tomar las mejores decisiones o cuestionarse a sí mismos. Con vistas al desarrollo de su carrera, esta ayuda encuentra también su utilidad para definir su personalidad artística y su potencial creativo.

Las misiones del coach artístico pueden así articularse en torno al asesoramiento para mejorar sus juegos escénicos, la creación de un plan de acción, una mejor organización o el paso a la acción para que el artista sea actor de su proyecto. Básicamente, es su trabajo dirigir la energía de su cliente en la dirección correcta. Si tiene miedo de empezar, por miedo a lo desconocido o si hasta ahora ha obtenido pocos resultados, le corresponde al coach artístico ayudarlo a identificar sus bloqueos y luego darle todas las herramientas necesarias. actuar y triunfar.

¿Cómo se lleva a cabo una sesión de coaching artístico?

Con la práctica de las Artes Vivas, la apertura, la benevolencia y el compartir constituyen las bases de un enfoque artístico. Que el coachee busque ayuda para para crear o mejorar, el entrenador debe adaptar su intervención en consecuencia. Para mantener la confidencialidad de las entrevistas, la entrevista se llevará a cabo en un lugar discreto y seguro. Mientras practica la escucha activa, el coach interrogará a su cliente para conocer sus aspiraciones y su experiencia.

Preguntas que también pretenden ampliar su campo de visión o hacerle cambiar de punto de vista para explorar mejor todas las posibilidades o salir de un callejón sin salida. Para practicar el coaching artístico, es importante que el entrenador se basa en su experiencia y formación.

Aparte de la formación tradicional como la PNL, el análisis transaccional y sistémico como el EFT, que permite reducir las cargas emocionales, puede, por ejemplo, formarse en el Eneagrama, técnicas de improvisación del cine o improvisación teatral, técnicas de hablar en público… Según los temas, se pueden realizar ejercicios apropiados como juegos de rol, puestas en escena realistas o ficticias, así como visualizaciones.

¿A qué tipo de público van dirigidos los servicios de un art coach?

Como era de esperar, el acompañamiento artístico está destinado a personas que están predestinadas a una carrera como artista. Siempre y cuando deseen darse los medios para expresar todo su potencial y hacerse cargo de su desarrollo, el apoyo no restringe edad ni género y menos habilidades.

Salvo que ejerzan una profesión ligada a la imagen como el audiovisual o el espectáculo, estas personas proceden esencialmente de 3 clases de profesiones, entre ellas profesiones artisticas como artesanos, diseñadores, artistas de circo, dobladores de voz, actores, músicos, niños cantantes, actores o comediantes… Pueden provenir de profesiones digitales como diseñadores web, guionistas, retratistas, directores. o hacer ejercicio profesiones creativas como maquetistas, alfareros-ceramistas, paisajistas…

El artículo Coaching artístico: ¿qué es? ¿Qué tareas? ¿Qué proceso? apareció por primera vez en Developpement-Personnel.com.